sábado, 19 de diciembre de 2020

Prédica-Concepto de Dios.

 

 Tribuna de la verdad.

Mensaje nocturno

1-5-2011-Prédica.

AUTOR: Jesús Alvizures

Colección: Mi cantar de cantares.

EL OASIS DE LA PALABRA DE JESUCRISTO

Tomo – dos.

LA PRÉDICA DE LOS EVANGELIOS

Frangmento.

Conceptos de Dios.

Hermanos Espirituales, ved cómo los campos de la vida se están marchitando, porque les hace falta el calor del amor, la sabia de la palabra que hay que poner en el pensamiento de cada ser humano, para que engendre en su corazón el amor.

Hablo del amor inmenso de Jesucristo mártir y vencedor en la batalla de la muerte, pues con su resurrección nos legó un mundo libre de pecado  pero, el ser humano necio a vuelto a tomar ese eslabón que Jesucristo con su sangre derramada en la cruz del calvario había roto.

El ser humano es así voluntarioso y caprichoso pero esto no debe de ser así, debemos enfocarnos a amar a nuestro Dios, a hacer su voluntad en el nombre poderoso de su hijo Jesucristo, que ve y siente nuestros pasos, buscando en el mundo un punto de apoyo para no caer al abismo del pecado que se gesta con pensar, ver, oír y hablar, cuatro importantes órganos de nuestro ser a los cuales debemos enseñar a obedecer nuestros

Mandatos…

Que son los mandatos de un Espíritu invisible y poderoso que dentro de cada humano vive, se mueve y reclama hacer su voluntad, Porque es el Espíritu de Dios.

 No estoy presentando al hermano, a la hermana, a la juventud, a la niñez una prédica enredada, ésta es para que todos la entiendan y sepan que todavía estamos viviendo por la voluntad y amor de Jesucristo, quien ha estado esperando que nos arrepintamos de nuestras malas acciones, las cuales muchas y repetidas veces cobran vida en contra del prójimo o de alguien más cercano el vecino y en vez de irradiar luz se irradia sombras, opacando con ello la fuerza poderosa del amor y la bondad, la misericordia que en nuestro ser debe de existir, para guiar a la humanidad por sabios caminos y no por el camino oscuro del pecado, pues en éste se va al despeñadero de una fe que se ha perdido.

 Esa fe, la volvemos a encontrar si buscamos a Jesucristo para que a través de Él encontremos la luz del entendimiento y con esa luz hacer su voluntad, principiando por amar y perdonar a todos aquellos que nos han ofendido, mostrando así a todos los que escuchan la palabra que el amor y el perdón nos consagrará y nos llevará a los jardines floridos del amor de Jesucristo.

Siembra pues para cosechar, pero no en los surcos de la economía, siembra en los surcos del amor, del compartir el pan con tu hermano, dale la fuerza de la palabra si ves que quiere desmayar en ella, muéstrale el amor de Jesucristo que está en ti y veréis florecer el día de mañana esa semilla que un día tal vez ya lejano plantaste en el corazón y pensamiento de un ser que estaba desesperado por las penosas luchas de la vida.

 Que maravilloso es hacer el bien y mostrar al mundo que sin Cristo nada somos, con Cristo somos vencedores y habrá en nuestro camino el derramamiento de muchas bendiciones de nuestro creador Universal .- Dios.

Inclinemos pues nuestra cansada frente, doblemos nuestras rodillas para adorar, para venerar a las Tres Divinas Personas  que son el mismo Dios que vive en nuestro ser y nos da la alegría de vivir.

Esa vida que cada día nace con el nuevo amanecer el cual debemos bendecir en el nombre de Jesucristo y buscar los senderos donde sin egoísmo se comparte todo lo que el Señor en su bondad nos ha dado, nadie debe encerrarse a devorar el pan de la sabiduría, debe de compartirlo para combatir la ignorancia que todavía en nuestros tiempos existe y acrecentar así el amor en el Señor que quiere videntes que miren mas allá de su palabra, que es alimento Espiritual.

Porque quienes de ese alimento se sustentan, han alcanzado en parte la dirección correcta de su vida, ésa vida que a veces sin querer arrastra aspectos de una existencia malograda por los instintos de maldad, ésta que siempre anda en busca de incautos que se hundan en un abismo oscurecido por las tentaciones que al humano atacan, en una despiadada envestida para destruir los valores del alma que representa, los poderes del  Padre.-Dios

chus.alvizures@gmail.com

                                             Jesús de Nazaret.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CARIÑO